CONSEJOS PARA LA CONSERVACIÓN DEL PELLET

 

Ahora que llega la temporada de verano y apenas encendemos nuestras estufas y chimeneas, podemos preguntarnos qué hacer con el pellet que nos ha sobrado de la temporada pasada. Tanto si es así, como si tenéis dudas sobre este combustible, desde NaturclimaAsturias, como tienda especializada en biomasa, queremos daros unas pautas para solucionar posibles dudas.

El pellet no caduca, pero si nos han sobrado unos sacos del invierno debemos tener en cuenta que deben estar almacenados en un sitio seco y sin exceso de humedad, y no hacer pilas demasiado altas, ya que los sacos de abajo pueden verse afectados por el peso y el pellet puede llegar a deteriorarse. Ambas cosas, en realidad, deben tenerse claras siempre que tengamos pellet almacenado, ya sea en invierno o en verano, aunque pueda surgir más la duda en esta época del año en la que nos encontramos. Otra recomendación es vaciar y limpiar nuestros equipos de pellet si vamos a estar una temporada larga sin usarlos, como puede ser el verano, ya que de lo contrario, ese pellet también puede perder calidad y deteriorarse.

Además de cómo almacenar este combustible debemos saber que no todos los pellets que se comercializan tienen la misma calidad, por lo que es importante fijarse en una serie de cosas cuando vayamos a comprar pellet. Ni que decir tiene que la calidad influye directamente en el rendimiento y el la vida útil de nuestras estufas y chimeneas!

Según su calidad el mejor es el de Clase A1 ya que éste tipo de pellets se fabrican con madera virgen y tienen un bajo contenido en ceniza, nitrógeno y cloro.

Un buen pellet debe tener un porcentaje de humedad inferior al 10% por lo que si vemos que están deshechos o hinchados debemos desecharlos ya que pierden poder calorífico e incluso pueden causar daños en la máquina.

El brillo, un color uniforme y la ausencia de polvo o virutas también son un aspecto que denota calidad, ya que lo contrario puede indicar deficiencias en la fabricación o la presencia de materiales de baja calidad.

El tamaño de los pellets, aunque parezca insignificante no lo es, ya que si son muy grandes pueden llegar a provocar atascos en los equipos.

Además, no todos los pellets tienen el mismo poder calorífico, es decir, no calientan lo mismo. El poder calorífico se mide en Mega Julios por Kg, dato que debería estar proporcionado por el fabricante, y lo recomendable es que supere los 16’5 MJ/Kg.

Un último aspecto que podemos comprobar a la hora de comprar pellet es el saco o envase, que esté en óptimas condiciones hace que el pellet que contiene también lo esté.

Como veis, son muchos los aspectos que nos indican que un pellet es de calidad o no. Desde NaturclimaAsturias recomendamos SIEMPRE el uso de un buen pellet y una buena conservación del mismo, ya que influye directamente en el rendimiento de estufas, chimeneas o calderas, así como en la durabilidad de las mismas, evitando de esta forma problemas de funcionamiento a medio o largo plazo. Esperamos haber aclarado un poco las dudas y de no ser así, estaremos encantados de atenderos para cualquier consulta que necesitéis.